sábado, 11 de octubre de 2014

Once de octubre. Sábado bloguero.

Sábado bloguero.


Tengo mil cosas que hacer...y aquí estoy, escribiendo. Supongo que porque entre esas 'muchas cosas' la mayoría son obligaciones que no me apetecen como 'plan para mañana de sábado', y porque una de esas cosas es poner al día el asunto bloguero.


Ya tengo blog tanto aquí como en wordpress. Éste último lo he abierto con la idea de descargar allí mis post de Lacoctelera (se supone que se puede hacer). De momento voy a escribir sólo en este y luego...pues ya iremos viendo. Elijo éste porque más o menos ya tiene un aspecto que me gusta y que parece ser una continuidad del que tenía en La Coctelera. Y porque allí dejé colocado el enlace de adónde me iba, y no es plan seguir enredando. De hecho, ayer cambié el nombre del 'enlace de éste' (que es 'diario de una exvampiresa en paro') quitando el 'ex'... y lo volví a colocar porque directamente el cambio de nombre hacía que el enlace no funcionar (básico, ya sé).


Creo que el nombre que originariamente iba a tener mi blog es ése: 'Diario de una ex-vampiresa en paro'. De ahí la descripción posterior en 'mi perfil'. Pero luego..., qué sé yo. Han pasado ocho años.


Más cosas. Los comentarios van a ser moderados. Lo normal es que luego se publiquen todos (me voy a obligar a repasar el correo tooooodas las noches) pero los voy a moderar. No me apetece volver al 'estado coctelero' que me hizo hace un año tener que cerrar aquellos, no. No quiero tener que aguantar comentarios estúpidos, guerras entre comentaristas, spam, trolls... Para eso ya están los chats de otros sitios, las publicaciones chorra de feisbuk (tipo: dale un me gusta y Facebook dará dinero a este niño pobre para que pueda comer..., cuando es una foto robada de internet. Cosas de ésas, ya entendéis) las páginas de los programas-basura de televisión y eso, otros lugares. Durante años pude presumir de que mi sitio tenía lectores educados y comentarios en la misma línea. Y ya que al parecer esto ya no era así (además, el vocabulario ha degenerado, y de qué modo, en los últimos años) pues eso: que modero comentarios. Y punto.
También los modero porque no tengo tiempo. Vamos a ver. Me parece muy bien que haya gente que viva pegada a la pantalla, sea la que sea. Yo no. Yo soy de las raras que mira el móvil cuando lo enciende, que si recibe un guasap o un mensaje valora la importancia (y JAMÁS va a ser más importante responder un guasap que seguir hablando con la persona que tenga a mi lado). Que echo un vistazo al feis en la pausa de la comida (que es muy larga) y lo tengo abierto por las noches en el portátil mientras hago otras cosas. Pero eso ni esto es Mi Vida.


bruxana (sí, con minúsculas) es un personaje. Soy yo, pero no es 'sólo yo'. Yo soy más cosas. Yo escribo en otros sitios, tengo unas relaciones de lo más normales con la Humanidad (si alguien no es 'antisocial' soy yo), trabajo una barbaridad de horas sin quejarme (de ahí que sí me desahogue aquí, que para eso está este sitio), quiero mucho a la gente a quien quiero; alguien que tiene asumida su edad, sus limitaciones (vamos, que no voy quejándome por la vida), que sabe perfectamente lo que siente por la persona con quien hubiese estado encantada de pasar el resto de su vida... si las circunstancias hubieran sido otras. Vamos, que soy bastante más normal que otr@s que presumen de serlo...
Precisamente por eso aquí soy bruxana. Y por eso las personas que forman parte de mi vida cotidiana no tiene acceso (salvo alguna rara excepción) a este lugar: son temas diferentes.
Y también por eso he decidido 'moderar' los comentarios. No me apetece tener que ir dando explicaciones sobre lo que escribo a quienes, a tenor de lo que han llegado a comentarme, se ve que no tienen ni idea de sobre qué va todo esto. Y, además, que si alguien tiene frustraciones personales, si hubiese querido ser una eminencia en el mundo de la psicología y se quedó en, qué sé yo, lector de test para empresas de contratación...pues qué le vamos a hacer. Que haga algo por su vida, que se relaje...
Que abra un blog para soltar 'basura' así como éste. Que relaja mucho, lo aseguro.


Y..., poco más.


Sigo probando cosas, sigo cambiando el aspecto. Me refiero al blog.
Y que si tenéis blog y lo enlazáis en vuestros comentarios, os leeré. Palabrita de bruxana.

2 comentarios:

gabriela dijo...

bruxana, me ha alegrado leer este post.

Estás "clarita" en lo que planteas, y me alegra.

No estamos para estar peleando o defendiéndonos por tonterías. También a mi me gustan los comentarios que aporten.

Un beso.

enricostro dijo...

hola amiga te he leído y me as recordado tantas cosas que tiempos aquellos yo he editado hasta ultimo de año en la coctelera,
y de veras cuantos amigos y amigas tenia joc
pero no se si te tenia a ti agregada había tantas persona bueno amiga
interesante tu bloc saludo
y mi querida Nelly era genias y Gia ansara Y TANTAS BESO SI