domingo, 24 de mayo de 2015

Amaneciendo.

Y se repite esa sensación...
Pensar entre brumas que todo ha sido un sueño, que lo es haber creído sentirle respirar y el calor de su cuerpo.
Abrir los ojos unos segundos, verle durmiendo a mi lado. Alargar los dedos unos centímetros para tocarle.
Cerrar los ojos. Sentir que todo está bien...

No hay comentarios: